Mensaje del Presidente

Franklin R. Chang Díaz

Estimados Inversionistas,

En Ad Astra, nos enorgullecemos de ser visionarios y con ello, aportar valor a nuestros accionistas. Nuestra principal misión es revolucionar el transporte espacial con la comercialización del motor VASIMR® y tecnologías relacionadas. El espacio, en la segunda década de éste siglo, no es muy diferente de como el transporte aéreo fue en la segunda década del siglo 20. Ya las operaciones espaciales representan un mercado de 304 mil millones de dólares en todo el mundo con una tasa de crecimiento anual del 7%. A medida que el siglo XXI define su huella en nuestra civilización, prevemos que éste mercado empequeñece, en última instancia, el transporte aéreo comercial de hoy en día. Es el sector privado el que impulsará éste crecimiento sin precedentes y Ad Astra se está posicionando para ayudar a llevar esta transformación, y así desempeñar un papel importante en cada paso de éste camino.

Sin embargo, nuestro "plan de vuelo", también deja un amplio margen de interesantes oportunidades de crecimiento a lo largo de nuestro viaje. Nuestro equipo es joven y nuestra estructura corporativa es ágil y adaptable, lo cual nos permite capitalizar en áreas que combinan bien con nuestro conjunto de habilidades sin apartarnos de nuestro rumbo principal. Aunque nuestra genealogía proviene del espacio, no estamos limitados por él. Nos esforzamos para probar cosas nuevas que aportan un valor claro y actual para nuestros inversionistas. De hecho, ya hemos encontrado oportunidades en energías renovables y manufactura avanzada que actualmente estamos prosiguiendo, y seguimos explorando otras.

Desde el principio hemos construido nuestra cultura corporativa en los sólidos cimientos de la ética, el esfuerzo, la honestidad, la humildad y el trabajo en equipo. Creemos en el cuidado de nuestros empleados y sus familias, y en involucrarnos como parte integral de nuestra comunidad. Apoyamos la educación en todos los niveles. Hemos encontrado una y otra vez que la inversión en nuestros jóvenes es un buen negocio.

Una de mis prioridades es mantener las normas de gobierno corporativo estrictas y rigurosas a través de nuestra junta directiva y rendirles cuentas a ustedes, nuestros y nuestras accionistas, para mantenerles informados e informadas de nuestros avances. Estamos orgullosos de compartir con ustedes no sólo el entusiasmo de nuestros éxitos, sino también cómo nuestra resistencia convierte los contratiempos en instrumentos de fuerza y crecimiento.

Me gustaría que todos ustedes sepan que tomamos sus comentarios y aportes muy en serio, y agradezco el diálogo de espíritu transparente. Prosperamos en la integridad, excelencia técnica, precisión e innovación, y le damos la bienvenida a la competencia en un ambiente de juego limpio. De seguro, no sólo buscamos ser competitivos, sino también liderar. Estamos orgullosos de que ustedes hayan elegido acompañarnos en este viaje.

 

Franklin R. Chang Díaz

Presidente