Mantenimiento de Estaciones Tripuladas en los Puntos de Lagrange del Sistema Tierra-Luna y Transporte de Carga Lunar

El punto de Lagrange entre la tierra y la luna L1, donde las fuerzas gravitacionales de estos se cancelan, permite un acceso comparativamente más fácil a las órbitas de la Tierra y la Luna con cambios mínimos en velocidad. Está ubicación presenta la ventaja de localizar estaciones tripuladas como punto de paso para misiones en el espacio profundo. el mantenimiento y reabastecimiento de estas estaciones, de forma económica y sostenible, es esencial y puede únicamente ser alcanzado con propulsión eléctrica de alta potencia. El remolque de carga VASIMR® de 200kW con propulsión eléctrica solar (PES) está bien posicionado para cumplir con los requerimientos. Con una masa inicial de 50 toneladas en la órbita baja terrestre, este remolque puede entregar 37 toneladas de carga a L1, lo cual corresponde a 3 veces más que con un cohete químico tradicional.

 

Además de dar mantenimiento a L1, la futura utilización de la Luna requerirá enviar gran cantidad de carga a la superficie lunar en la forma de instalaciones, maquinaria, vehículos, y suministros. Los planes actuales asumen que toda la carga va a ser transportada desde la órbita baja terrestre a la superficie lunar mediante propulsión química. Sin embargo, dentro de la visión de Ad Astra, en un tiempo de tránsito lunar de 6 meses, el mismo remolque de carga PES VASIMR® puede entregar más del doble de la carga útil que un sistema químico.

Películas del concepto remolcador lunar VASIMR® y una trayectoria de bajo empuje de una órbita terrestre baja (LEO) a una órbita lunar baja (LLO), utilizando el concepto VASIMR® PES